Ayudarlos en su crecimiento para que los niños de Templo Calvario sean jóvenes y mujeres de Dios. Cada niño es sumamente imporante y por ello creemos que cada uno de ellos tienen un llamado de parte de Dios.